martes, 15 de mayo de 2012

El Linense del 11 de febrero de 1925


 Los Presupuestos 1925-26

 Ya es conocido por la Comisión Municipal Permanente de este Excelentísiino Ayuntamiento el anteproyecto de presupuesto ordinario, confeccionado para el ejercicio de 1925-26, por la Intervención municipal, el cual se eleva a la respetable suma de 1.375.604'72.

Nada más que pensar en la importancia de la bonita cifra que estampamos, para apreciar justamente la labor tan meritoria de los hombres que rigen los destinos de este pueblo, siempre digno de las mejoras que vislumbramos en el presente.
Y es que éstos compenetrados de las muchas necesidades de la población, estudian el pronto desarrollo de sus necesarias obras a ejecutar, y con plausibles aciertos, presupuestan numerosísimas pesetas para el rápido logro de dar trabajo a los obreros de La Línea, tan necesitada esta de estos imprescindibles medios de vida dado su extensión y crecido número de habitantes.

La realización de numerosas obras a efectuar y reparación de otras tantas necesitadas de ello, bien puede asegurarse, tendrán teliz término con la aprobación por las autoridades provinciales, del referido presupuesto de que ya antes hacemos referencia, pues así forzosamente se inicia en la población una importante era de trabajo, único medio de dar solución a la crisis obrera por que atraviesa la ciudad y darle al mismo tiempo el bienestar y dicha que justamente merece.

Por hoy no decimos más de esto hasta tanto no sean aprobados en definitivo los repetidos presupuestos, por el Excmo. Ayuntamiento pleno, ya que el asunto es de vital importancia para la Ciudad de La Línea.

SESION MUNICIPAL

Bajo la presidencia del señor alcalde don Enrique Pérez Castellvi y asistiendo don Enrique Carrillo, don José Agüero, don Pedro Garcia, don Ildefonso Gutiérrez, don Francisco Montes, don Manuel Saavedra y don José Morilla, y actuando de secretario e interventor don Antonio Cubillo y don Luís Briceño, tuvo lugar el miércoles, 4 del actual, la sesión extraordinaria que tenia convocada la Comisión Permanente de este Excelentísimo Ayuntamiento.

Abierto el acto por la presidencia, se trataron y adoptaron los particulares siguientes:

Se aprobó el acta anterior.

Se conoció de la habilitación de crédito que presentó el señor alcalde presidente, importantes 37.450 pesetas que se aprobó por unanimidad.

Se dio lectura de un brillante alegato-protesta dirigido a la Excelentísima Corporación por la Asociación de la Prensa local, en solicitud de que recaiga acuerdo en el mismo por el Excmo. Ayuntamiento pleno, a fin de elevarse seguidamente al Excmo. señor Presidente del Directorio militar.

El escrito está redactado en tonos patrióticos y vibrantes, y es en señal de protesta a la nota oficiosa de la presidencia del Directorio militar, aplicándole al vecindario linense y sin excepción alguna el anatema de contrabandista por hábito.

La Comisión acordó aceptar dicho escrito y convocar seguidamente al Excmo. Ayuntamiento pleno, a fin de que éste acuerde lo que proceda.

También se propuso por el señor Gutiérrez Dueña, que teniendo conocimiento de que pronto visitarían la población el Director general de Aduanas y Delegado Regio, se debía invitar al comercio a llevar a efecto un cierre general en señal de protesta que sería llevada respetuosamente.

Y no habieudo otro asunto de que tratar se dio por terminado el acto, levantándose la sesión.

                                                                                                  Vigía 

EDICTOS

El Excmo. Ayuntamiento de esta ciudad, convoca a un concurso para contratar las obras que ha de llevar a efeoto para la demolición del Cementerio viejo (clausurado) a la baja de los precios unitarios consignados en los presupuestos que se hallan unidos al expediente, y cuyo total asciende a la suma de 78.689'30 pesetas.

Dicho expediente se encuentra de manifiesto en la secretaría de la expresada Corporación municipal, para que pueda ser examinado todos los días hábiles que medien entre el siguiente al de la publicación del edicto en el Boletín Oficial de esta provincia, y del anterior al que que corresponda celebrarse el concurso, desde las diez a las catorce horas.

El concurso se verificará en la Sala de Sesiones de las Casas Consistoriales a las quince horas del siguiente en que aparezca inserto dicho edicto en el periódico oficial citado.

Para hacer proposición es indispensable, además de presentar la solicitud en el tiempo, forma y con los requisitos que se enumeran, en las respectivas condiciones que integran el pliego, consignar en la Depositaría Municipal, en la Caja General de Depósitos o en cualquiera de sus Sucursales, la suma de 3.934'46 pesetas a que asciende el cinco por ciento de la cantidad tipo del concurso; y la fianza definitiva se constituirá conforme previene la condición 14 del pliego que sirve de base a este concurso.

 Laa demás condiciones a que se obligan los concursantes y responsabilidades que contrae aquel a quien se adjudique, forman parte de las facultativas, generales y económica — administrativas que integran dicho expediente.

La Línea 27 de Enero de 1925
El alcalde accidental, E. Carrillo.— El secretario accidental, Antonto Cubillo-

Don Enrique Pérez Castellví, Alcalde-Presidente del Excelentísimo Ayuntamiento de esta Ciudad,

Hago saber: Que anunciado el concurso para llevar a efecto la demolición total del Cementerio viejo (clausurado) y cuyas obras empezarán transcurrido el plazo de veinte días concedidos para la celebración de dicho acto, las familias que tengan depositados en aquel recinto restos de sus deudos, deberán de inmediato proceder a su traslación al actual, previniendo que las que asi no lo efectuasen se les considerará anulados los derechos que tuviesen adquiridos y que el Ayuntamiento procederá a la monda de aquel lugar depositando los restos que se extraigan, en los osarios del Cementerio de San José.

Llamo la atención de cuantos interesados tengan que efectuar las traslaciones a que las efectúen, por ser éste el ultimo y definitivo plazo que se concede con tal objeto.

Lo que hago publico para general conocimiento.

La Linea a 29 de Enero de 1925

EL ALCALDE,
Enrique Pérez



Biblioteca pública

Decir que la lectura es un medio de propaganda cultural es hacer una afirmación tal, que no es posible hallar, no ya quien lo niegue sino, quien pueda ponerlo en duda; augurar que los libros no están actualmente al alcance de todos, máxime si se tienen aficiones o necesidad de leer determinados asuntos, es también sentar otra afirmación rotunda y sacar de ello la consecuencia de los beneficios que reportaría una biblioteca es lógica y forzosamente necesaria, por ello creemos que cuantos esfuerzos se hagan para crear una Biblioteca municipal han de ser vistos con simpatías por cuantos hoy se privan de deleitearse con la lectura, o de ampliar los conocimientos de su profesión por carecer de medios para ello. 

Y ya tenemos hecha la sintesis de lo que creemos ha de ser tal Biblioteca; de utilidad y de recreo, ha de tener doble el sentido del cuerpo y del alma.

Si fuera posible lograrla según la concebimos, la «Biblioteca municipal» seria un pabellón situado en el jardín del Palacio municipal, ampliando éste por la parte de la playa y rodeándola de jardines y arbolado; este pabellón al que se subiría por una amplia escalinata terminada por columnas sostenes de un frontispicio griego coronado por alegorías de las obras maestras de la literatura española, ofrecería un amplio vestíbulo del cual partirían tres naves, dos laterales y una central perpendicular a estas: la nave de la izquierda sería el salón de lecturas, 25 metro de largo por 12 de ancho y 5 de altura, si estas medidas convienen todo él rodeado de estantes para los libros y con un pasillo alrededor a la mitad de su altura, amplia claraboya central y algunas ventanas le darían luz, mesas individuales para los lectores y una o dos grandes mesas con periódicos y revistas.

El salón de la derecha serviría de Museo y en él irianse coleccionando las reproducciones escultóricas que fuera posible, y si además de algunas copias de cuadros célebres se pudiera adquirir algún dia alguna obra original, aumentaría la riqueza del Museo y poco a poco sería esta mayor y mayor su importancia.

Mientras esto sucediera, pudiera muy bien irse exponiendo colecciones diversas que hicieran interesante la visita, sellos, monedas antiguas, postales de países, trajes, mobiliarios y otras mil cosas al parecer sin importancia y que al versee coleccionadas la adquieren capital.

La sala central serviría de sala de conferencias y de local para dar cursos públicos acerca de materias diversas, una decoración severa, una tribuna, una pizarra y un aparato de proyecciones seria cuanto hiciera falta para ello.

Esto sería lo que además de las dependencias menores constituiría el edificio, en cuanto a su funcionamiento y principio no son difíciles de lograr.

Se asegura que no hay afición a la lectura y que las bibliotecas son siempre un fracaso, a esta afirmación, tan gratuita como falsa, puede contestarse con las estadísticas de los centros de lecturas ya establecidos.

He aquí los datos suministrados por el señor subsecretario de Instrucción pública, señor García de Leaniz en unas declaraciones que hizo en el último mes de octubre; En el año 1900 había en España 1.541 periódicos y en 1920 había casi doble; en 1900 las bibliotecas públicas sirvieron 310.254 obras y en 1920 las obras servidas fueron 515.304, estos son datos irrefutables indicadores de la falsedad de ciertos clichés en circulación para no molestarse en trabajar quienes a ello están obligados.

Lo que ocurre es, que no hay bibliotecas públicas y por eso no se concurre a ellas; cuando se creen, cuando se estimule la asistencia, cuando vaya haciéndose poco a poco la costumbre de leer, entonces si no responden al fin que se crearon podría hablarse del fracaso de ellas; el miope no puede dictaminar de un cuadro y si no lo ha visto producirá risa verle hablar censurando al autor.

Para estimular la afición a la lectura, hay un medio fácil, en la biblioteca habrá una colección de libros infantiles, cuentos, viajes, etc., a cada lector se le dará una cuartilla para que escriba su juicio acerca del libro leido y mensualmente se concederán unos vales a los mejores juicios, y anualmente un reparto de premios a los más asiduos y a los más aprovechados, pudiendo tomar parte en dichos certámenes hasta los lectores de 25 años; y si hasta los 15 se preferiría premiar a los lectores de libros de esparcimiento, deben luego repartirse entre estos y los de aplicación practica: hágase esto y a los diez a doce años podrá hablarse del fracaso de las bibliotecas, entonces comenzaremos a ver la influencia de ellas en la vida toda del pueblo.

Acerca de la adquisición de obras para las bibliotecas debe pensarse en las donaciones del Estado, es cierto que hay algunas de estas obras de muy poco valor en general, más no por ello han de desecharse, tal vez entre los lectores haya quien aproveche una idea y ello será suficiente: los donativos de particulares deben admitirse con reconocimiento, si las sociedades de recreo hacen algún donativo de sus bibliotecas, miel sobre hojuela y el Ayuntamiento debe consignar una cantidad anual para la adquisición de obras, para
ello destinaría el 50 por ciento de lo consignado a aquellas obras que fueran designadas por los lectores,
teniendo en cuenta dar la preferencia a las obras de estudio y sobre las literarias y de estas a las clásicas antes que a las modernas.


Que esto debe hacerse no habrá quien lo ponga en duda, que uno de los mas entusiastas por esta obra ha de ser el señor Pérez Castellví tambien lo sabemos, ahora lo que desearíamos es ver pronto convertida esta en una realidad.

                                                                                             Benito Anguiano


La "Balompédica" en Málaga

No quisiéranos decir nada del resultado de la partida de balompié celebrada en Málaga el domingo primero del actual, entre el equipo de aquella, «Malagueño F.C.» y el nuestro, «Real Baloinpédica Linense».

Pero ya que siempre nuestras columnas fueron para reflejar las bellas jugadas del equipo que a nuestro entender y quizá al general, debe representar a La Linea, sean también para decir a los muchachos de la «Real Balompédica Linense», que no es el propio camino deportivo a seguir, para dejar los colores de su equipo a la altura que dignamente merece, el que tomaron en la bella ciudad de Málaga.

Y no es que queramos censurar la conducta de este u otro jugador, sino llevar al ánimo de los linenses, que en sus tardes de derrotas han de saberse comportar caballerosamente, tal como siempre lo hicieron y supieron comportarse con vencidos y vencedores.

Pues dicho en verdad, resulta poco deportivo, llamémosle así, el que por este u otro motivo, se quiera abandonar el campo de juego, y máxime cuando el público paga sus pesetas, para asistir al encuentro, y seguramente por admirar las jugadas de su «once», que buenas pruebas tiene dadas de su valía.

Y eso sin meternos de lleno en la partida, ya que dice muy mal para el buen nombre de la «Real Balompédica Linense», el que sus mismos jugadores, impulsados por un mal humor, hagan a conciencia tantos que han de apuntarse forzosamente contra su mismo equipo.

Y nada mas diremos de este asunto.

Noticias

En atento B. L. M. recibido de don José Vegazo Guillermo juez municipal, nos participa haber tomado posesión de este Juzgado, ofreciéndose en el desempeño del mismo para todo aquello que redunde en beneficio del interés público y de la administración de Justicia.

Deseámosle grandes éxitos en el desempeño de su cargo, quedando a su disposición para cuanto podamos serle útil.

----------oo----------

Damos las gracias a la Sociedad de Carreras de Caballos de Andalucía por la invitación que nos ha remitido para la Reunión de Invierno de los días 1 y 8 del actual.






                                                       Luis Javier Traverso Vázquez                                                                                         http://www.lalineaenblancoynegro.com/




Documento perteneciente al Archivo Municipal de La Línea de la Concepción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario